GOBIERNO NACIONAL EXPIDE EL DECRETO DE AISLAMIENTO SOCIAL OBLIGATORIO

Estimados clientes de Chapman & Asociados,

El Ministerio del Interior, a través del Decreto 457 del 23 de marzo de 2020, limitó la circulación de personas y vehículos en el territorio nacional, entre la primera hora del 25 de marzo y hasta las 00:00 horas del 13 de abril, tal como se había anunciado previamente desde la Presidencia el pasado viernes 20.
 
Ahora bien, como excepciones a dicha medida, se establecen, entre otros:
 

  • La cadena de producción, abastecimiento, almacenamiento, transporte, comercialización y distribución de medicamentos, productos farmacéuticos, insumos, productos de limpieza, desinfección y aseo personal para hogares y hospitales, equipos y dispositivos de tecnologías en salud, al igual que el mantenimiento y soporte para garantizar la continua prestación de los servicios de salud.
  • La cadena de producción, abastecimiento, almacenamiento, transporte, comercialización y distribución de: (1) insumos para producir bienes de primera necesidad; (2) bienes de primera necesidad -alimentos, bebidas, medicamentos, dispositivos médicos, aseo, limpieza de ordinario consumo en la población- y demás elementos y bienes necesarios para atender la emergencia sanitaria, así como la cadena de insumos relacionados con la producción de estos bienes.  
  • La cadena de siembra, cosecha, producción, embalaje, importación, exportación, transporte, almacenamiento, distribución y comercialización de semillas, insumos y productos agrícolas, piscícolas, pecuarios y agroquímicos -fertilizantes, plaguicidas, fungicidas, herbicidas-. Se garantizará la logística y el trasporte de las anteriores actividades.  
  • La comercialización de los productos de los establecimientos y locales gastronómicos mediante plataformas de comercio electrónico o por entrega a domicilio. Los restaurantes ubicados dentro de las instalaciones hoteleras solo podrán prestar servicios a sus huéspedes.  
  • Las actividades de la industria hotelera para atender a sus huéspedes, estrictamente necesarias para prevenir, mitigar y atender la emergencia sanitaria por causa del Coronavirus COVID-19.  
  • El funcionamiento y operación de los centros de llamadas, los centros de contactos, los centros de soporte técnico y los centros de procesamiento de datos que presten servicios en el territorio nacional y de las plataformas de comercio electrónico.  
  • El funcionamiento de la prestación de los servicios de vigilancia y seguridad privada. 
  • Las actividades necesarias para garantizar la operación, mantenimiento, almacenamiento y abastecimiento de la prestación de (1) servicios públicos de acueducto, alcantarillado, energía eléctrica, alumbrado público, aseo (recolección, transporte, aprovechamiento y disposición final, incluyendo los residuos biológicos o sanitarios); (2) de la cadena logística de insumos, suministros para la producción, el abastecimiento, importación, exportación y suministro de hidrocarburos, combustibles líquidos, biocombustibles, gas natural, Gas Licuado de Petróleo -GLP-, (3) de la cadena logística de insumos, suministros para la producción, el abastecimiento, importación, exportación y suministro de minerales, y (4) el servicio de internet y telefonía.  
  • La prestación de servicios bancarios y financieros, de operadores postales de pago, centrales de riesgo, transporte de valores y actividades notariales.  
  • El funcionamiento de los servicios postales, de mensajería, radio, televisión, prensa y distribución de los medios de comunicación.  
  • Las actividades estrictamente necesarias para operar y realizar los mantenimientos indispensables de empresas, plantas industriales o minas, del sector público o privado, que por la naturaleza de su proceso productivo requieran mantener su operación ininterrumpidamente.  
  • La intervención de obras civiles y de construcción, las cuales, por su estado de avance de obra o de sus características, presenten riesgos de estabilidad técnica, amenaza de colapso o requieran acciones de reforzamiento estructural.  
  • Las actividades de los operadores de pagos de salarios, honorarios, pensiones, prestaciones económicas públicos y privados; beneficios económicos periódicos sociales (BEPS), y los correspondientes a los sistemas y subsistemas de Seguridad Social y Protección Social.  
  • El desplazamiento estrictamente necesario del personal directivo y docente de las instituciones educativas públicas y privadas, para prevenir, mitigar y atender la emergencia sanitaria por causa del Coronavirus COVID-19. 

Los demás negocios, deberán mantener su funcionamiento, apoyados en los mecanismos electrónicos y de telecomunicaciones a disposición.
 
Es importante que tengan en cuenta que aquellos empleados cobijados por las excepciones, deben estar debidamente acreditados, para ello, pueden utilizar el modelo de certificación que incluimos en nuestro ABC para el manejo de la situación del COVID 19, que encuentran en el siguiente link:
https://drive.google.com/file/d/150v2BSCmOOJ2-iBcni2-ie9JoRZnwzlD/view

Aunque el decreto no contempla expresamente la excepción para los vehículos que transportan dicho personal, consideramos que estos también tendrían libre circulación durante ese período, pues, de lo contrario, la excepción a los empleados mencionados no se podría materializar.

Debemos precisar también, que el decreto suspende los viajes domésticos, salvo por razones humanitarias, de transporte de mercancías y por caso fortuito o fuerza mayor, lo que deberán considerar también como un punto que tendrá incidencia en su operación.

Con este comunicado, compartimos el decreto en comento y quedamos a su disposición para resolver cualquier duda que surja en relación con esta reglamentación.

Cordialmente, 
CHAPMAN & ASOCIADOS

Para ver el Decreto 457 del 23 de marzo, 2020 ingresar al siguiente enlace:
https://drive.google.com/file/d/1b1cAgR8Q0mlZFp7BIX6LnKrDkofIz_zq/view